Acupuntura y Medicina Oriental

La terapia de acupuntura y las fórmulas a base de hierbas se han desarrollado en China durante un período de aproximadamente 2,500 años. De acuerdo con la teoría y la práctica clínica, la acupuntura regula el flujo de Q (energía vital) que lo desvía hacia aquellas áreas donde es deficiente y lo drena del área donde está en exceso. El objetivo de la acupuntura es regular y restaurar el equilibrio energético armonioso del cuerpo. Cuando la energía fluye libremente no hay dolor angustia en los órganos. Si la energía se bloquea, habrá dolor o disfunción metabólica.

 

Se dice que la acupuntura libera endorfinas, que son los analgésicos naturales del cuerpo. Durante la acupuntura, las agujas estimulan las neuronas sensoriales que ayudan a dirigir el flujo de hormonas y señales del sistema nervioso a través del cuerpo. Después de que el área afectada pueda moverse y operar sin ningún dolor, comenzará a curarse de forma natural.

 

La Organización Mundial de la Salud ha anunciado públicamente que la acupuntura es adecuada para tratar lo siguiente:

 

– Trastornos del oído, nariz y garganta.
– Dolor de muelas, otitis crónica, sinusitis y amigdalitis aguda.
– Desórdenes respiratorios; asma bronquial
– Desórdenes gastrointestinales
– Trastornos neurológicos y musculares como cefalea, migraña, neuralgia del trigémino, parálisis facial.
– La medicina herbal china se puede usar para afecciones agudas y crónicas a largo plazo sin efectos secundarios.

 

La gran mayoría de las hierbas chinas se recolectan en el medio silvestre o se cultivan con poco o ningún pesticida. Con una combinación de acupuntura y hierbas medicinales, la mayoría de las enfermedades humanas pueden tratarse.

 

Si desea saber sobre la medicina oriental, puede visitar el sitio web de la Comisión Nacional de Certificación de Acupuntura y Medicina Oriental, www.NCCAOM.org.